Una intimidad correcta con Dios.

Una intimidad correcta no lastima al otro, una intimidad correcta no menosprecia al otro, no lo hace sentir una basura. Si has provocado o te han provocado a que tú sintieras eso te tienes que arrepentir y pedir Perdón a Dios. Porque una intimidad correcta disfrutan los dos. Dios cuando está contigo, disfruta contigo y tú con Él.


¿Cuantas veces nos hemos perdido al poner lo que Dios nos da en primer lugar en nuestra vida? ¿En lugar de ser Dios siempre lo primero y lo último?


Hoy quiero escribirte y recordarte lo más importante, lo que te lo da todo en la vida. Quizás estés pasando por momentos en donde no estás fluyendo en tu trabajo, en tu pareja o en algún área de tu vida. El problema no es nada de lo que te ocurre, el problema es con Dios. No estás peleado con alguien, estás peleado con Dios, o lo que es lo mismo, no estás teniendo una intimidad correcta con Él.

Anteponer cosas, personas o relaciones a nuestra relación con Él es lo que lo relentiza todo.  Pues cuando vivimos en su presencia todo fluye, sentimos Su gran amor en nuestro corazón y podemos compartirlo con toda persona o ambiente en el que nos encontremos.

Si estás pasando por alguna dificultad en algún aspecto de tu vida quiero decirte que esa no es la base del problema. Me centraré en contarte en este Post lo que SI tienes que hacer, en lugar de centrarte en lo que NO estás haciendo.


“Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

MATEO 6;33


En mis conversaciones con Dios le preguntaba; “¿Padre, cómo he de vivir mis días? ¿cuál es la forma mas sabia para llevar a cabo mis tareas y no descuidar nada?”

A lo que Él me contesto; Hijo Mio que lo primero que busques en el día y lo último sea mi presencia, todo lo demás te será añadido. Mi presencia te guiará. Si sientes que necesitas algo, ora y da las gracias. Luego, cuando te sientas mejor, alaba, adora y alégrate de que yo estoy contigo.

No sé qué es aquello que te hace conectar con Él. Lo que si te puedo decir es que en mi caso no es siempre de la misma manera. Un día me levanto con la guitarra, otro día me apetece arrodillarme a los pies de mi cama, otra día lo hago tumbado…  Es su presencia, no el método, lo que te acerca a Dios. SI repites todos los días lo mismo como “técnica” para acercarte a Dios, he de decirte que no estás del todo alineado. Cuando esto te pase, ríndete a querer saber cómo encontrarlo, Él te guiará de la manera que a ÉL le agrade en ese día. Sólo obedece.

Habrá momentos en que tu intimidad con Él tiene que fortalecerse y eso implica tomar decisiones que a veces no todas las personas que te rodean y viven contigo lo entiendan. Él no te pide que entiendas todo lo que te manda, Él sabe que es por tu bien y por el bien de todos, solamente confía en que Él sólo quiere lo mejor para ti y para tu vida. No te preocupes, todos estarán bien, pues si te mantienes en su presencia ÉL ordenará tu vida sin tu entender cómo ha sucedido. Eso es lo grande de Dios, que te enseña Su poder más allá de tus acciones humanas para que confíes en Él, para que sepas que no estás sólo y  para cumplir las promesas que Él ha dicho para tu vida.

Una mayor intimidad con Dios te dará anticipación, sabiduría y sobre todo prosperidad en todo lo que emprendas y en todas tus relaciones. Pues el Éxito no depende del negocio o del matrimonio, depende tu fe en Dios. No son tus métodos, hechizos o técnicas, es la Fe que has puesto sobre el creador de todas las cosas, sobre el todopoderoso, tu Creador, tu Padre, Dios.


En el nombre poderoso de Jesús que lo más importante en tu vida sea vivir con su presencia. Que te acuestes deseando levantarte para seguir sintiéndolo. En el nombre de Jesús echamos fuera todo Espíritu de distracción que quiera entrar en tu vida para alejarte de su amor y de su presencia.

Espíritu inmundo no tienes parte ni suerte en la vida de mis hermanos, te vas fuera, en el nombre poderoso de Jesús.

Espíritu Santo guía a mis hermanos, a toda persona que esté leyendo este Post para que puedan tener una mayor intimidad contigo y si a día de hoy no la han tenido que puedan empezar a experimentarlo y a vivir con una confianza que no viene ni de la economía que tengamos, ni del trabajo, ni de ninguna cosa de este mundo. Sino esa confianza que viene de aquel que nos creó que nos ama y que solamente quiere lo mejor para nuestras vidas.

Así lo declaro para tu vida en el nombre poderosos de Jesús.

¡Amén!


Desearte un día de gloria, un día de victoria, un día donde todo lo que estés emprendiendo te vaya mejor que nunca, en el nombre poderoso de Jesús. Ten fe, créelo y ser hará realidad para tu vida.

Aquí un servidor que te ama.

Dios te bendiga.

Anthony.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s